22 junio – SANTOS DEL DÍA

SANTOS DEL DÍA

banner santi.jpg

 22 junio

El Santo del día es una reseña diaria de los santos guardados en la memoria de la Iglesia. Historias de maestros de vida cristiana de todas las épocas que como faros luminosos orientan nuestro camino.

B. INOCENCIO V, PAPA

B. Inocencio V, papa, Basílica de San Pablo Extramuros

Pedro di Tarentaise nació en Saboya y se hizo dominicano. Un predicador tan grande y tan culto que fue llamado «doctor famosísimo». Como Arzobispo de Lyon trabajó para la unión de las Iglesias separadas de Roma. Fue elegido Papa con el nombre de Inocencio V en 1276, pero murió después de unos meses.  

S. PAULINO, OBISPO DE NOLA

S. Paolino

No es común recibir la fe de dos “gigantes”. Detrás de la adhesión al Evangelio de San Paulino, patricio romano, están San Ambrosio y San Agustín. En Nola construye un Santuario y obras para los más pobres. Electo obispo de la ciudad muere en el 431, un año después su amigo Agustín.  

S. JUAN FISHER, OBISPO DE ROCHESTER, MÁRTIR INGLES

S. Juan Fisher, obispo de Rochester, siglo XVII

Teólogo y más tarde obispo de Rochester, Juan Fisher combatió la Reforma Luterana junto al rey de Inglaterra, Enrique VIII. Pero luego se negó a reconocer su divorcio y su superioridad sobre el Papa. Por eso fue encarcelado en la Torre de Londres, junto a Tomás Moro. Fue condenado a muerte en 1535.  

S. FLAVIO CLEMENTE, CÓNSUL ROMANO, MÁRTIR

Flavio Clemente pertenecía a la familia Flavia, originaria de Rieti y era sobrino del emperador Vespasiano. Llegó a ser cónsul en el año 95. Casado con Flavia Domitila, se convirtió al cristianismo y sufrió la persecución de Domiciano, quien lo condenó a muerte bajo una falsa acusación de ateísmo.

S. TOMÁS MORO, MÁRTIR INGLES

S. Tomás Moro, siglo XVII

Tomás Moro fue un firme defensor de la objeción de conciencia frente a los abusos del poder político. Fue decapitado en 1535 por su desacuerdo con Enrique VIII, como Jefe Supremo de la Iglesia de Inglaterra. Canonizado en 1935, fue proclamado patrono de los gobernantes y políticos por Juan Pablo II.