PRIMERA CARTA DE SAN JUAN – CAPÍTULO 4

PRIMERA CARTA DE SAN JUAN   1.   2.   3.   4.   5. CAPÍTULO 4 1 Queridos míos, no crean a cualquiera que se considere inspirado: pongan a prueba su inspiración, para ver si procede de Dios, porque han aparecido en el mundo muchos falsos profetas. 2 En esto reconocerán al que está inspirado por Dios: todo el… Seguir leyendo PRIMERA CARTA DE SAN JUAN – CAPÍTULO 4

La Biblia – El Nuevo Testamento – Evangelio según San Marcos – Capítulo 6

EVANGELIUM SECUNDUM MARCUM – 6 1 Et egressus est inde et venit in patriam suam, et sequuntur illum discipuli sui. 2 Et facto sabbato, coepit in synagoga docere; et multi audientes admirabantur dicentes: “ Unde huic haec, et quae est sapientia, quae data est illi, et virtutes tales, quae per manus eius efficiuntur? 3 Nonne… Seguir leyendo La Biblia – El Nuevo Testamento – Evangelio según San Marcos – Capítulo 6

WORD GLOBAL OF THE DAY

05/01/2022

READING OF THE DAY

A reading from the Letter of the Apostle John
1 Jn 4:11-18

Beloved, if God so loved us,
we also must love one another.
No one has ever seen God.
Yet, if we love one another, God remains in us,
and his love is brought to perfection in us.

This is how we know that we remain in him and he in us,
that he has given us of his Spirit.
Moreover, we have seen and testify
that the Father sent his Son as savior of the world.
Whoever acknowledges that Jesus is the Son of God,
God remains in him and he in God.
We have come to know and to believe in the love God has for us.

God is love, and whoever remains in love remains in God and God in him.
In this is love brought to perfection among us,
that we have confidence on the day of judgment
because as he is, so are we in this world.
There is no fear in love,
but perfect love drives out fear
because fear has to do with punishment,
and so one who fears is not yet perfect in love.

GOSPEL OF THE DAY

From the Gospel according to Mark
Mk 6:45-52

After the five thousand had eaten and were satisfied,
Jesus made his disciples get into the boat
and precede him to the other side toward Bethsaida,
while he dismissed the crowd.
And when he had taken leave of them,
he went off to the mountain to pray.
When it was evening,
the boat was far out on the sea and he was alone on shore.
Then he saw that they were tossed about while rowing,
for the wind was against them.
About the fourth watch of the night,
he came toward them walking on the sea.
He meant to pass by them.
But when they saw him walking on the sea,
they thought it was a ghost and cried out.
They had all seen him and were terrified.
But at once he spoke with them,
“Take courage, it is I, do not be afraid!”
He got into the boat with them and the wind died down.
They were completely astounded.
They had not understood the incident of the loaves.
On the contrary, their hearts were hardened.

PALABRA MUNDIAL DEL DÍA

05/01/2022

LECTURA DEL DÍA

De la Primera Carta de Juan 4, 11-18

Queridos hijos: Si Dios nos ha amado tanto, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros. A Dios nadie lo ha visto nunca; pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y su amor en nosotros es perfecto.

En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que nos ha dado su Espíritu. Nosotros hemos visto, y de ello damos testimonio, que el Padre envió a su Hijo como Salvador del mundo. Quien confiesa que Jesús es Hijo de Dios, permanece en Dios y Dios en él.

Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en ese amor. Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él. En esto llega a la perfección el amor que Dios nos tiene: en que esperamos con tranquilidad el día del juicio, porque nosotros vivimos en este mundo en la misma forma que Jesucristo vivió.

En el amor no hay temor. Al contrario, el amor perfecto excluye el temor, porque el que teme, mira al castigo, y el que teme no ha alcanzado la perfección del amor.

EVANGELIO DEL DÍA

Evangelio según Marcos 6, 45-52

En aquel tiempo, después de la multiplicación de los panes, Jesús premió a sus discípulos a que subieran a la barca y se dirigieran a Betsaida, mientras él despedía a la gente. Después de despedirlos, se retiró al monte a orar.

Entrada la noche, la barca estaba en medio del lago y Jesús, solo, en tierra. Viendo los trabajos con que avanzaban, pues el viento les era contrario, se dirigió a ellos caminando sobre el agua, poco antes del amanecer, y parecía que iba a pasar de largo.

Al verlo andar sobre el agua, ellos creyeron que era un fantasma y se pusieron a gritar, porque todos lo habían visto y estaban espantados. Pero él les habló enseguida y les dijo: “¡Ánimo! Soy yo; no teman”. Subió a la barca con ellos y se calmó el viento. Todos estaban llenos de espanto y es que no habían entendido el episodio de los panes, pues tenían la mente embotada.

04/01/2022

Martes, feria del tiempo de Navidad.

Sal 97, 1bcde. 7-8.9
R. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.

Cantad al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas.
Su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo. R.

R. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.

Retumbe el mar y cuanto contiene,
la tierra y cuantos la habitan;
aplaudan los ríos, aclamen los montes. R.

R. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.

Al Señor, que llega
para regir la tierra.
Regirá el orbe con justicia
y los pueblos con rectitud. R.

R. Los confines de la tierra han contemplado la salvación de nuestro Dios.

Aleluya Heb 1, 1-2
R. Aleluya, aleluya, aleluya.

En muchas ocasiones habló Dios antiguamente
a los padres por los profetas.
En esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo. R.

Los tres Reyes Magos

––Yo soy Gaspar. Aquí traigo el incienso.

Vengo a decir: La vida es pura y bella.

Existe Dios. El amor es inmenso.

¡Todo lo sé por la divina Estrella!

––Yo soy Melchor. Mi mirra aroma todo.

Existe Dios. Él es la luz del día.

¡La blanca flor tiene sus pies en lodo

y en el placer hay la melancolía!

––Soy Baltasar. Traigo el oro. Aseguro

que existe Dios. Él es el grande y fuerte.

Todo lo sé por el lucero puro

que brilla en la diadema de la Muerte.

––Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos.

Triunfa el amor, ya su fiesta os convida.

¡Cristo resurge, hace la luz del caos

y tiene la corona de la Vida!

RUBÉN DARÍO