EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS – ÍNDICE – CAPÍTULO 1

EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS Índice de capítulos 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.  10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. Capítulo 1 1 Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, Mesías, Hijo de Dios. 2 Como está escrito en el libro del profeta Isaías: «Mira, yo envío a mi mensajero delante de ti para prepararte el camino. 3 Una voz grita en el desierto:… Seguir leyendo EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS – ÍNDICE – CAPÍTULO 1

Salmo:

Sal 39, 2 y 5. 7-8a. 8b-9. 10
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Yo esperaba con ansia al Señor; él se inclinó y escuchó mi grito.
Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor,
y no acude a los idólatras,
que se extravían con engaños. R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides holocaustos ni sacrificios expiatorios;
entonces yo digo: «Aquí estoy». R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

« – Como está escrito en mi libro
para hacer tu voluntad.»
Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas». R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

He proclamado tu salvación ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios:
Señor, tú lo sabes. R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Aleluya Jn 10, 27
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor,
y yo las conozco, y ellas me siguen. R.

12/1/2022 

Miércoles de la 1ª semana de Tiempo Ordinario.


1ª lectura:

Habla, Señor, que tu siervo escucha.

Lectura del primer libro de Samuel 3, 1-10. 19-20

En aquel tiempo, el joven Samuel servía al Señor al lado de Elí.
La palabra del Señor era rara en aquellos días y no eran frecuentes las visiones.
Un día Elí estaba acostado en su habitación. Sus ojos habían comenzado a debilitarse y no podía ver.
La lámpara de Dios, aún no se había apagado y Samuel estaba acostado en el templo del Señor, donde
se encontraba el Arca de Dios.
Entonces el Señor llamó a Samuel. Este respondió:
– «Aquí estoy.»
Corrió donde estaba Elí y dijo:
– «Aquí estoy, porque me has llamado». Respondió:
– «No te he llamado; vuelve a acostarte». Fue y se acostó.
El Señor volvió a llamar a Samuel.
Se levantó Samuel, fue adonde estaba Elí y le dijo:
-«Aquí estoy; porque me has llamado». Respondió:
– «No te he llamado, hijo mío. Vuelve a acostarte».
Samuel no conocía aún al Señor, ni se le había sido manifestado todavía la palabra del Señor. El Señor
llamó a Samuel, por tercera vez. Se levantó, fue a donde estaba Elí y dijo:
– «Aquí estoy; porque me has llamado».
Comprendió entonces Elí que era el Señor el que llamaba al joven. Y dijo a Samuel:
-«Ve a acostarte. Y si te llama de nuevo, di: “Habla, Señor, que tu siervo te escucha»”. Samuel fue a
acostarse en su sitio.
El Señor se presentó y llamó como las veces anteriores:
– «¡Samuel, Samuel!» Respondió Samuel:
– «Habla, que tu siervo escucha».
Samuel creció. El Señor estaba con él, y no dejó que se frustrara ninguna de sus palabras. Todo Israel,
desde Dan hasta Berseba, supo que Samuel era un auténtico profeta del Señor.

Salmo:

Sal 39, 2 y 5. 7-8a. 8b-9. 10
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Yo esperaba con ansia al Señor; él se inclinó y escuchó mi grito.
Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor,
y no acude a los idólatras,
que se extravían con engaños. R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
y, en cambio, me abriste el oído;
no pides holocaustos ni sacrificios expiatorios;
entonces yo digo: «Aquí estoy». R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

« – Como está escrito en mi libro
para hacer tu voluntad.»
Dios mío, lo quiero,
y llevo tu ley en las entrañas». R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

He proclamado tu salvación ante la gran asamblea;
no he cerrado los labios:
Señor, tú lo sabes. R.

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

Aleluya Jn 10, 27
R. Aleluya, aleluya, aleluya.
Mis ovejas escuchan mi voz, dice el Señor,
y yo las conozco, y ellas me siguen. R.

Evangelio:

Curó a muchos enfermos de diversos males.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 1, 29-39

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.
La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, e inmediatamente le hablaron de ella. Él se acercó, la
cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles.
Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera
se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como
los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, cuando todavía estaba
muy oscuro, se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron en
su busca y, al encontrarlo, le dijeron:
– «Todo el mundo te busca». Él les respondió:
– «Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para
eso he salido».
Así recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.

WORD GLOBAL OF THE DAY

12/01/2022

READING OF THE DAY

A reading from the Book of Samuel
1 Sm 3:1-10, 19-20

During the time young Samuel was minister to the LORD under Eli,
a revelation of the LORD was uncommon and vision infrequent.
One day Eli was asleep in his usual place.
His eyes had lately grown so weak that he could not see.
The lamp of God was not yet extinguished,
and Samuel was sleeping in the temple of the LORD
where the ark of God was.
The LORD called to Samuel, who answered, “Here I am.”

Samuel ran to Eli and said, “Here I am. You called me.”
“I did not call you,” Eli said. “Go back to sleep.”
So he went back to sleep.
Again the LORD called Samuel, who rose and went to Eli.
“Here I am,” he said. “You called me.”
But Eli answered, “I did not call you, my son. Go back to sleep.”
At that time Samuel was not familiar with the LORD,
because the LORD had not revealed anything to him as yet.
The LORD called Samuel again, for the third time.
Getting up and going to Eli, he said, “Here I am.
You called me.”
Then Eli understood that the LORD was calling the youth.
So Eli said to Samuel, “Go to sleep, and if you are called, reply,
‘Speak, LORD, for your servant is listening.’”
When Samuel went to sleep in his place,
the LORD came and revealed his presence,
calling out as before, “Samuel, Samuel!”
Samuel answered, “Speak, for your servant is listening.”

Samuel grew up, and the LORD was with him,
not permitting any word of his to be without effect.
Thus all Israel from Dan to Beersheba
came to know that Samuel was an accredited prophet of the LORD.

GOSPEL OF THE DAY

From the Gospel according to Mark
Mk 1:29-39

On leaving the synagogue
Jesus entered the house of Simon and Andrew with James and John.
Simon’s mother-in-law lay sick with a fever.
They immediately told him about her.
He approached, grasped her hand, and helped her up.
Then the fever left her and she waited on them.

When it was evening, after sunset,
they brought to him all who were ill or possessed by demons.
The whole town was gathered at the door.
He cured many who were sick with various diseases,
and he drove out many demons,
not permitting them to speak because they knew him.

Rising very early before dawn,
he left and went off to a deserted place, where he prayed.
Simon and those who were with him pursued him
and on finding him said, “Everyone is looking for you.”
He told them, “Let us go on to the nearby villages
that I may preach there also.
For this purpose have I come.”
So he went into their synagogues, preaching and driving out demons
throughout the whole of Galilee.

11/1/2022

Martes de la 1ª semana de Tiempo Ordinario.

1ª lectura:

El Señor se acordó de Ana, y dio a luz a Samuel.

Lectura del primer libro de Samuel 1, 9-20

En aquellos días, se levantó Ana, después de comer y beber en Siló. El sacerdote Elí estaba sentado en el sitial junto a una de las jambas del templo del Señor. Ella se puso a implorar al Señor con el ánimo amargado, y lloró copiosamente. E hizo este voto:
«Señor del universo, si miras la aflicción de tu sierva y te acuerdas de mí y no olvidas a tu sierva, y concedes a tu sierva un retoño varón, lo ofreceré al Señor por todos los días de su vida, y la navaja no pasará por su cabeza». Mientras insistía implorando ante el Señor, Elí observaba su boca. Ana hablaba para sí en su corazón; solo sus labios se movían, más su voz no se oía. Elí la creyó borracha.
Entonces le dijo:
«¿Hasta cuándo vas a seguir borracha? Echa el vino. que llevas dentro». Pero Ana tomó la palabra y respondió:
«No, mi Señor, yo soy una mujer de espíritu tenaz. No he bebido vino ni licor, solo desahogaba mi alma ante el Señor. No trates a tu sierva como a una perdida, pues he hablado así por mi gran congoja y aflicción». Elí le dijo:
«Vete en paz y que el Dios de Israel te conceda el favor que le has pedido». Ella respondió:
«Que tu sierva encuentre gracia a tus ojos».
Luego, la mujer emprendió su camino, comió y su semblante no fue ya el mismo.
Se levantaron de madrugada y se postraron ante el Señor. Después se volvieron y llegaron a su casa de Ramá. Elcaná se unió a Ana, su mujer, y el Señor se acordó de ella.
Al cabo de los días Ana concibió y dio a luz un hijo al que puso por nombre Samuel, diciendo:
«Se lo pedí a Señor».

Salmo: 1 S 2, 1. 4-5. 6-7. 8abcd
R. Mi corazón se regocija en el Señor, mi salvador.

Mi corazón se regocija por el Señor,
mi poder se exalta por Dios;
mi boca se ríe de mis enemigos,
porque gozo con tu salvación. R.

R. Mi corazón se regocija en el Señor, mi salvador.

Se rompen los arcos de los valientes, mientras los cobardes se ciñen de valor.
Los hartos se contratan por el pan, mientras los hambrientos engordan;
la mujer estéril da a luz siete hijos,
mientras la madre de muchos queda baldía. R.

R. Mi corazón se regocija en el Señor, mi salvador.

El Señor da la muerte y la vida,
hunde en el abismo y levanta;
da la pobreza y la riqueza,
humilla y enaltece. R.

R. Mi corazón se regocija en el Señor, mi salvador.

El levanta del polvo al desvalido,
alza de la basura al pobre,
para hacer que se siente entre príncipes
y que herede un trono de gloria. R.

R. Mi corazón se regocija en el Señor, mi salvador.

Aleluya Cf. 1 Tes 2, 13
R. Aleluya, aleluya, aleluya.

Acoged la palabra de Dios, no como palabra humana,
sino, cual es en verdad, como palabra de Dios. R.

Evangelio:

Les enseñaba con autoridad.
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 1, 21-28

En la ciudad de Cafarnaún, el sábado entra Jesús en la sinagoga a enseñar; estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad y no como los escribas. Había precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar:
«¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién
eres: el Santo de Dios». Jesús lo increpó:
«Cállate y sal de él».
El espíritu inmundo lo retorció violentamente y, dando un grito muy fuerte, salió de él. Todos se preguntaron estupefactos:
«¿Qué es esto? Una enseñanza nueva expuesta con autoridad. Incluso manda a los espíritus inmundos y lo obedecen». Su fama se extendió enseguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

1 Samuel – Chapter 1

The Bible – Old Testament  1 Samuel Chapter 1 1 There was a certain man from Rama-thaim, Elkanah by name, a Zuphite from the hill country of Ephraim. He was the son of Jeroham, son of Elihu, son of Tohu, son of Zuph, an Ephraimite. 2 He had two wives, one named Hannah, the other… Seguir leyendo 1 Samuel – Chapter 1

Publicada el
Categorizado como 1 SAMUEL

GLOBAL WORD OF THE DAY

PSALMS OF THE DAY

SUNDAY

THE GOSPELS

OLD TESTAMENTNEW TESTAMENT

PRAYERS

ADVIENTO – CHRISTMAS – NAVIDAD 2021 – AÑO NUEVO – REYES

TIEMPO ORDINARIO

CUARESMA – SEMANA SANTA –  PASCUA DE RESURRECCIÓN

AFRICAAMERICAASIAEUROPA OCEANIA
World CapitalsGreat riversLakesMountainsHistorical mapsGastronomy
GENERAL INDEX
GLOBAL ECONOMY – THE WAY OF SAINT JAMES
BIBLE – SPANISH ONLINE GLOBAL FREE COURSE

WORD GLOBAL OF THE DAY

10/01/2022

READING OF THE DAY

A reading from the Book of Samuel
1 Sm 1:1-8

There was a certain man from Ramathaim, Elkanah by name,
a Zuphite from the hill country of Ephraim.
He was the son of Jeroham, son of Elihu,
son of Tohu, son of Zuph, an Ephraimite.
He had two wives, one named Hannah, the other Peninnah;
Peninnah had children, but Hannah was childless.
This man regularly went on pilgrimage from his city
to worship the LORD of hosts and to sacrifice to him at Shiloh,
where the two sons of Eli, Hophni and Phinehas,
were ministering as priests of the LORD.
When the day came for Elkanah to offer sacrifice,
he used to give a portion each to his wife Peninnah
and to all her sons and daughters,
but a double portion to Hannah because he loved her,
though the LORD had made her barren.
Her rival, to upset her, turned it into a constant reproach to her
that the LORD had left her barren.
This went on year after year;
each time they made their pilgrimage to the sanctuary of the LORD,
Peninnah would approach her,
and Hannah would weep and refuse to eat.
Her husband Elkanah used to ask her:
“Hannah, why do you weep, and why do you refuse to eat?
Why do you grieve?
Am I not more to you than ten sons?”

GOSPEL OF THE DAY

From the Gospel according to Mark
Mk 1:14-20

After John had been arrested,
Jesus came to Galilee proclaiming the Gospel of God:
“This is the time of fulfillment.
The Kingdom of God is at hand.
Repent, and believe in the Gospel.”

As he passed by the Sea of Galilee,
he saw Simon and his brother Andrew casting their nets into the sea;
they were fishermen.
Jesus said to them,
“Come after me, and I will make you fishers of men.”
Then they left their nets and followed him.
He walked along a little farther
and saw James, the son of Zebedee, and his brother John.
They too were in a boat mending their nets.
Then he called them.
So they left their father Zebedee in the boat
along with the hired men and followed him.

PALABRA MUNDIAL DEL DÍA

10/01/2022

LECTURA DEL DÍA

Del primer libro de Samuel 1, 1-8

Había un hombre en Ramá, de la tribu de Efraín, llamado Elcaná, que tenía dos mujeres, Ana y Peninná. Peninná tenía hijos y Ana no los tenía. Todos los años Elcaná subía desde su ciudad al santuario de Siló, para adorar al Señor de los ejércitos y ofrecerle sacrificios. Ahí vivían los dos hijos de Elí, Jofní y Pinjás, sacerdotes del Señor.

Cuando ofrecía su sacrificio, Elcaná daba a Peninná y a cada uno de sus hijos, su parte; pero a Ana le daba una porción doble, porque la amaba con predilección, aun cuando el Señor no le había concedido tener hijos. Peninná, su rival, se burlaba continuamente de ella a causa de su esterilidad y esto sucedía año tras año, cuando subían a la casa del Señor. Peninná la humillaba y mortificaba, y Ana se ponía a llorar y no quería comer.

Una vez Elcaná le dijo: “Ana, ¿por qué lloras y no quieres comer? ¿Por qué está triste tu corazón? ¿Acaso no valgo yo para ti más que diez hijos?”

EVANGELIO DEL DÍA

Evangelio según Marcos 1, 14-20

Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía: “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio”.

Caminaba Jesús por la orilla del lago de Galilea, cuando vio a Simón y a su hermano, Andrés, echando las redes en el lago, pues eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme y haré de ustedes pescadores de hombres”. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

Un poco más adelante, vio a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban en una barca, remendando sus redes. Los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre con los trabajadores, se fueron con Jesús.

.

.

.

CARTA A TITO – CAPÍTULO 2

CARTA A TITO   1. 2. 3. Chapter 2 1 1 As for yourself, you must say what is consistent with sound doctrine, namely, 2 that older men should be temperate, dignified, self-controlled, sound in faith, love, and endurance. 3 Similarly, older women should be reverent in their behavior, not slanderers, not addicted to drink, teaching what is good,… Seguir leyendo CARTA A TITO – CAPÍTULO 2

09/01/2022 – Domingo. El Bautismo del Señor. – Sal 28, 1a y 2.3ac-4.3b y 9b-10 – Aleluya Cf. Mc 9

09/01/2022 – Domingo. El Bautismo del Señor. Sal 28, 1a y 2.3ac-4.3b y 9b-10 R. El Señor bendice a su pueblo con la paz. Hijos de Dios, aclamad al Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor, postraos ante el Señor en el atrio sagrado. R. R. El Señor bendice a su pueblo con la… Seguir leyendo 09/01/2022 – Domingo. El Bautismo del Señor. – Sal 28, 1a y 2.3ac-4.3b y 9b-10 – Aleluya Cf. Mc 9